October 27, 2014

Cambios en la normatividad laboral para empresas petroleras - Decreto 2089 de 2014

Holland & Knight Alert
Vicente Umaña Carrizosa

DESTACADOS:

  • El objeto del Decreto es establecer medidas especiales con el fin de facilitar y fortalecer la contratación de mano de obra local en municipios que desarrollen la actividad de explotación y producción petrolera.
  • Las inclusiones señaladas en el Decreto 2089 de 2014 no limitan de forma alguna lo establecido en la normatividad laboral vigente, en cuanto a la posibilidad de contratar  extranjeros para el desarrollo de actividades dentro del territorio nacional.

El 17 de octubre de 2014, el Ministerio del Trabajo expidió el Decreto 2089 mediante el cual se adoptan medidas especiales para garantizar la vinculación de mano de obra local a proyectos de explotación y producción de hidrocarburos.

Con su expedición, se han generado interrogantes y dudas sobre si las compañías del sector de hidrocarburos pueden continuar vinculando, mediante contrato de trabajo, a trabajadores extranjeros.

Al respecto, es importante tener en cuenta lo siguiente:

  • El propósito del Decreto es establecer medidas especiales con el fin de facilitar y fortalecer la contratación de mano de obra local en municipios que desarrollen la actividad de explotación y producción petrolera.
  • Las zonas objeto de las mencionadas medidas especiales serán determinadas con base en la información suministrada por la Unidad Administrativa Especial del Servicios Público de Empleo, la Agencia Nacional de Hidrocarburos y Ecopetrol, en donde se establecerá cuales serán los municipios objeto de dichas medidas con base en  las siguientes condiciones:
      • Que en el municipio operen una o varias compañías del sector de hidrocarburos o de servicios que hayan suscrito un contrato de Exploración y Producción con la Agencia Nacional de Hidrocarburos y los proyectos desarrollados con ocasión de los mismos, se encuentren en período exploratorio o de producción.
      • Que en el municipio objeto de las medidas, la red de prestadores del Servicio Público de Empleo sea insuficiente para cubrir la demanda de mano de obra.
      • Que en el municipio se desarrolle un proyecto de exploración y producción de hidrocarburos, identificado como de interés nacional.
  • De acuerdo con el Decreto, cuando exista mano de obra calificada en el municipio en donde se esté adelantando un determinado proyecto de exploración y producción de hidrocarburos, mínimo el 30 por ciento esta deberá ser del municipio. Es necesario mencionar que como mano de obra calificada se entienden las actividades que deben ser desarrolladas por personas con formación técnica, tecnológica o profesional.
  • En cuanto a la mano de obra no calificada, se priorizará su contratación de la siguiente manera: (i) la totalidad de la mano de obra no calificada deberá ser en principio residente del municipio, (ii) en caso de no conseguir suficiente mano de obra en el municipio, se deberá acudir a los municipios aledaños y por último (iii) se buscará la mano de obra a nivel nacional con el fin de cubrir las vacantes restantes. Éstos mismos criterios aplicarán para aquellos casos en no sea posible cumplir con el porcentaje arriba señalado para la vinculación de mano de obra calificada.
  • A pesar de que el Decreto en mención puede considerarse como una excepción a la Ley 1636 de 2013 (Servicio Público de Empleo), pues permite que las empresas que demanden personal para proyectos petroleros en los municipios que sean objeto de las medidas del Gobierno Nacional puedan proveer directamente sus vacantes, éstas deberán garantizar su inscripción en el Servicio Público de Empleo.
  • El Decreto rige desde el pasado 17 de octubre y estas medidas tendrán vigencia por dos (2) años, aunque este período podrá ser modificado por el Gobierno Nacional.

Conforme a lo anterior, y en concordancia con la legislación laboral colombiana, el Decreto 2089 no limita  lo establecido en la normatividad laboral vigente, en cuanto a la posibilidad de contratar trabajadores extranjeros para el desarrollo de actividades del sector de hidrocarburos dentro del territorio nacional.

Esto, debido a que no establece de nuevo la proporcionalidad que debía tener toda compañía al momento de contratar personal extranjero, la cual se encontraba consagrada en el artículo 74 del Código Sustantivo del Trabajo, derogado por el Artículo 65 de la Ley 1429 de 2010. 

No obstante lo señalado, consideramos desafortunada la expedición del Decreto 2089, por cuanto generará reacciones apresuradas tanto de las organizaciones sindicales como de las comunidades de las zonas objeto de las medidas especiales, ya que tomarán las disposiciones como normas laborales de obligatorio cumplimiento, cuando en realidad la norma señalada obedece más a una política de responsabilidad social y promoción de empleo local que de temas puramente laborales.

Es importante mencionar en este punto que el Decreto establece que será obligación del Ministerio del Trabajo definir las zonas objeto de las medidas especiales, por lo cual hasta tanto no se produzca esta definición, las disposiciones no serán aplicables a las compañías del sector.

Sin embargo, es urgente que cada empresa dedicada a la exploración y producción de hidrocarburos evalúe, dependiendo de su caso en concreto, las medidas que tendría que adoptar para mitigar los efectos que esta nueva norma puede generar en las relaciones con sus empleados. Así mismo, es clave analizar si la empresa cuenta con la capacidad de dar cumplimiento a las disposiciones presentadas en el Decreto y en caso de no ser posible, contar con justificaciones objetivas para no hacerlo.

En conclusión, aunque este nuevo Decreto afecta directamente a las petroleras que operan en Colombia, sus efectos no son inmediatos por las razones ya mencionadas y no tiene por qué afectar la forma como actualmente se vienen manejando las políticas de contratación de las empresas.


La información contenida en esta alerta es para educación general y conocimiento de nuestros lectores. No está diseñado para ser, y no debe ser utilizado como la única fuente de información en el análisis y la resolución de un problema legal. Por otra parte, la legislación de cada jurisdicción es diferente y está en constante cambio. Si usted tiene preguntas específicas con respecto a una situación particular, lo invitamos a consultar a un abogado competente.

Related Insights