5 de agosto de 2021

Crean régimen de trabajo remoto en Colombia

Holland & Knight Alert
Vicente Umaña Carrizosa | Carolina Castro de la Torre

En el año 2008, cuando era impensable que la gran mayoría de trabajadores en Colombia iban a estar por más de un año prestando servicios de manera remota, se creó la ley del teletrabajo. Esta ley, aunque aún vigente, ha tenido una aplicación limitada por cuanto pocos empleadores acudieron a ella, y debido a que no existía en Colombia una cultura de trabajo desde casa. Pero en el año 2020, al enfrentarnos a una pandemia mundial y como medida preventiva de la propagación de la misma, se ordenó a todos los empleadores a que el trabajo de sus empleados, de ser posible, se hiciera desde casa o de manera remota.

Bajo este contexto se hizo evidente la necesidad de regular las diferentes formas de prestación de servicios, más aún cuando el mundo tiende a migrar a alternativas de trabajo en lugares diferentes a las instalaciones del empleador. Para ello, se expidió la Ley 2088 del 12 de mayo de 2021 por medio de la cual se reguló (de manera muy limitada desafortunadamente) la figura del trabajo en casa, y se expidió igualmente el 3 de agosto de 2021 la Ley 2121 por medio de la cual se creó el régimen de trabajo remoto. Así las cosas, bajo la legislación laboral vigente, es posible para un trabajador que no presta servicios de manera totalmente presencial, hacerlo a través de tres opciones: el teletrabajo, el trabajo en casa o el trabajo remoto.

A continuación, encuentra los aspectos más relevantes de esta nueva ley que creó el régimen de trabajo remoto:

  • Para que se considere que existe trabajo remoto, la prestación del servicio se debe realizar de manera remota en su totalidad. El trabajador solo podrá ser requerido en las instalaciones del empleador de manera excepcional cuando 1) se requiere verificar las herramientas de trabajo, 2) se requiere la instalación o actualización manual de equipos o softwares, y para 3) adelantar un proceso disciplinario.
  • Los trabajadores bajo la figura de trabajo remoto cuentan con exactamente los mismos derechos que cualquier trabajador, incluyendo las regulaciones de jornada máxima y por lo tanto el pago de horas extra.
  • El trabajador prestará servicios desde un lugar diferente a las instalaciones del empleador, el cual deberá ser aprobado previamente por la ARL.
  • Salvo que el trabajador lo autorice expresamente, y por lo tanto haya un acuerdo entre el empleador y trabajador, no habrá exclusividad para quien preste sus servicios bajo el esquema de trabajo remoto.
  • Todos los documentos asociados a la relación de trabajo, incluyendo el contrato mismo, requerirán firma electrónica o digital.
  • El empleador deberá proveer las herramientas tecnológicas necesarias para la prestación del servicio de manera remota, así como el valor de energía e internet.
  • Las normas de acoso laboral son plenamente aplicables bajo el trabajo remoto.
  • Dentro del año siguiente a la expedición de la Ley 2121, el gobierno deberá crear el formulario electrónico de afiliación al sistema de seguridad social, para que la afiliación y radicación de documentos de trabajadores bajo la modalidad de trabajo remoto se lleve a cabo en línea.
  • Los trabajadores que actualmente estén bajo un esquema presencial o híbrido, podrán migrar a un esquema de trabajo remoto, siempre y cuando medie la voluntad de las partes, es decir a través de un otrosí al contrato de trabajo existente.

Holland & Knight le invita a inscribirse en el próximo webinar, "Cómo afectan las nuevas leyes laborales a su empresa", para conocer más sobre este tema y otras noticias relacionadas con el derecho laboral. La presentación tendrá lugar a las 9:00 a.m. del jueves 12 de agosto de 2021.


La información contenida en esta alerta es para la educación y el conocimiento general de nuestros lectores. No está diseñada para ser, y no debe ser usada como, la única fuente de información cuando se analiza y resuelve un problema legal, y no debe sustituir la asesoría legal, que se basa en un análisis específico de los hechos. Además, las leyes de cada jurisdicción son diferentes y cambian constantemente. Esta información no tiene por objeto crear, y su recepción no constituye, una relación abogado-cliente. Si tiene preguntas específicas sobre una situación de hecho concreta, le instamos a que consulte a los autores de esta publicación, a su representante de Holland & Knight o a otro asesor legal competente.


Related Insights